martes, 28 de mayo de 2019

Para poder obtener los beneficios que nos aporta el ejercicio físico éste se ha de realizar de forma regular y tiene como objetivos : evitar las enfermedades, disminuir el riesgo de desarrollar problemas de salud e incrementar el rendimiento. Para un buen mantenimiento se recomienda practicarlo mínimo de dos a tres veces por semana, en sesiones de 45 minutos con una intensidad del 60-70% de la Frecuencia Cardíaca Máxima (F.C.M). Lo ideal es combinar los ejercicios aeróbicos con los anaeróbicos en una proporción de 90/10 %. 

La marcha nórdica se nos presenta como el ejercicio físico completo, que cumple la proporción, anteriormente citada, combinando la marcha con los ejercicios de fortalecimiento y estiramiento. Por otro lado se trabajan las valencias físicas: fuerza, coordinación, flexibilidad, potencia, velocidad, resistencia, agilidad, equilibrio y sentido kinestésico. 

Tendremos que adaptarnos a diferentes niveles de exigencia, dependiendo de nuestra preparación física. Para practicar la marcha nórdica a un nivel avanzado, utilizaremos la técnica que nos proporciona mayor amplitud, realizando un verdadero entrenamiento muscular y de resistencia cardio-respiratoria. Un ejercicio aeróbico con un gran consumo de oxígeno al 80% de la F.C.M. 

En Aquanordic entrenamos semanalmente con nuestro perfeccionamiento plus, durante todo el año. Nos ejercitamos practicando la marcha nórdica en la playa (Beach Nordic Walking) y por caminos que discurren entre viñas y bosques. 

Un gimnasio al aire libre respirando aire puro, no viciado, y donde el contacto con la naturaleza nos proporciona un bienestar físico, psíquico y emocional. 

Si queréis estar en forma con nuestro perfeccionamiento plus, practica con nosotros. ¡Os esperamos!

viernes, 24 de mayo de 2019

La marcha nórdica es un ejercicio físico de bajo impacto, completo y equilibrado. Es, probablemente, una de las actividades físicas más saludables.
Por otro lado, aunque la marcha nórdica sea tan beneficiosa no está exenta de accidentes (caídas) y errores, que pueden producir lesiones en nuestro organismo y que cuando mayor sea la edad del participante, más difícil será de recuperar. La ventaja de la marcha nórdica es que estas lesiones se desarrollan lentamente, lo cual nos permite evitarlas.

Cuando aparece el dolor mientras estamos practicando, éste nos está indicando:
    • o que nos estamos excediendo en el esfuerzo 
    • o que estamos haciendo la técnica de una forma incorrecta
    • o que estamos utilizando un material inadecuado
    • o que utilizamos en exceso una articulación.

¿Qué podemos hacer para evitar lesionarnos?
    1. Calentamiento previo a la práctica de la marcha nórdica.
    2. Fortalecimientos a mitad del recorrido.
    3. Estiramientos al finalizar.

¿Y cuando ya han aparecido las primeras molestias o el dolor?
En esta situación, lo recomendable es que durante el calentamiento previo a la sesión dediquemos más tiempo, más ejercicios y más intensidad a la articulación o al grupo muscular afectado.
Por otro lado, durante la sesión de estiramientos también dedicaremos más tiempo y ejercicios a la parte afectada. Los estiramientos además de ayudarnos a mantener la movilidad articular, tienen un efecto relajante y calmante sobre las articulaciones y grupos musculares que se trabajan.
A veces el problema es debido a un exceso de esfuerzo realizado sobre articulaciones, músculos y tendones demasiado débiles para ese nivel de exigencia. Son las llamadas lesiones por estrés y, en este caso, los ejercicios específicos de fortalecimiento nos ayudaran a reforzar la zona afectada.

Cuando la causa del dolor es un material deportivo inadecuado habrá que revisarlo y si es necesario cambiarlo o ajustarlo:
    • zapatillas deportivas inapropiadas para la marcha nórdica
    • bastones con una altura incorrecta
    • dragoneras demasiado apretadas o demasiado sueltas
    • mochila no ergonómica

Además, las lesiones se pueden producir por una práctica incorrecta de la técnica de la marcha nórdica, por ello nosotros siempre recomendamos que se aprenda bien desde el comienzo con un buen profesional. 

 




Si tenemos en cuenta todo lo mencionado, podremos obtener todos los beneficios que nos otorga la marcha nórdica, minimizando el riesgo de posibles lesiones.

viernes, 26 de abril de 2019

jueves, 1 de noviembre de 2018

La marcha nórdica o Nordic Walking es un nuevo concepto de movimiento saludable. Se practica utilizando dos bastones que se apoyan en el suelo alternativamente siguiendo el balanceo de brazos característico de la marcha bípeda. El uso funcional de los bastones consigue activar la musculatura de hombros, espalda, pecho y brazos, habitualmente poco solicitados en el patrón de marcha ordinaria.
  • Después del verano continuamos practicando la marcha nórdica en la playa. Aunque no nos ejercitemos dentro del agua, continuamos aprovechando los beneficios que nos aporta la proximidad del mar. La atomización del agua del mar, originada por el oleaje que la bate, al ser inhalada mientras caminamos, tiene efectos preventivos y terapéuticos. Este poder del agua de mar para limpiar las vías respiratorias hace que la marcha nórdica sea aún más agradable en cualquier nivel de fitness.
  • Nuestros cursos de Iniciación se hacen en la arena dura, pisada, que no se hunde, lo cual facilita el proceso de aprendizaje, favoreciendo sobre todo el empuje (parte esencial de la técnica de la marcha nórdica). La arena, a su vez, amortigua los impactos protegiendo nuestras articulaciones.
  • En las salidas de Perfeccionamiento combinamos mar y montaña, de este modo practicamos por distintos terrenos y perfiles, lo cual favorece el aprendizaje.
  • Para los walkers que quieran entrenar con la marcha nórdica os ofrecemos nuestras salidas semanales de Perfeccionamiento PLUS. La salida, con una duración de 90 minutos, consta de:
- calentamiento
- caminata a buen ritmo con la técnica correcta
- fortalecimientos 
- estiramientos